viernes, 18 de diciembre de 2015



La Ley de Herodes


El título, publicado el 10 de diciembre de 2003, fue inspirado inicialmente en una frase salida en alguna película de Cantinflas, legendario humorista mexicano de mediados del siglo pasado. En ella, el personaje, en uno de sus discursos tradicionales en el que hablaba mucho y nada decía realmente, la mencionó. Algo así como “te sale la Ley de Herodes: o lo resuelves… o ya veremos”.
La picardía en el gesto de Cantinflas, en el que realmente quería decir “…o te jodes” para desafiar la censura fue notable. Hay que recordar que en los años de esplendor de ese estilo de cine, del mexicano y el general, las groserías estaban totalmente eliminadas. Era un espectáculo destinado a toda la familia y requería de un vocabulario “apto para todo público”.
En México, es una frase común, por lo que pueden ver aquí:

La Ley de Herodes también inspiró un famoso film mexicano de 1999, con gran reconocimiento internacional al tratar la corrupción en los gobiernos de ese país (y latinoamericano en general)

Casualmente en la temporada de beisbol profesional venezolano de 2003-04, Navegantes del Magallanes, uno de los equipos más populares en el beisbol profesional venezolano (si no el que más), se veía con dificultades para obtener la clasificación a la segunda fase.
Así que le comenté a José Visconti, entonces jefe de redacción del Diario Meridiano, para titular con La Ley de Herodes cuando Magallanes estuviera realmente comprometido, en donde necesitaría ganar todos o casi todos sus juegos, y que otros resultados se acomodaran a sus intereses. Siendo un diario deportivo, las frases populares tenían cabida para darle un tono picaresco a la situación del equipo.


Llegó la noche


Se presentó la oportunidad la noche del 9 de diciembre de 2003, para publicarla al día siguiente. A fin de conocer el posible impacto del titular me puse a escuchar algunos programas de radio en la mañana del 10. Cuando César Miguel Rondón, en su programa de Éxitos 99.9 señaló:
-          Meridiano titula: Magallanes: La Ley de Herodes… je je.

Supe allí que el titular tendría buena receptividad en el público. En Radio Deportes lo mencionaron con risitas aguantadas. Y Ramón Corro, conductor entonces de La Voz del Fanático, por Meridiano Televisión, también hizo buena alusión al respecto. Después me comentaron que se reían de los magallaneros en las redacciones de periódicos y otras oficinas, para indicarles la necesidad de ganar para que no le saliera la ahora famosa ley y quedara eliminado de toda competencia.
No obstante, uno de mis jefes se disgustó por la acción. Y se lo comentó a cada uno de los redactores de planta:
-          ¿Viste lo que hizo Piconcito? ¿Cómo se le ocurre? No puede ser. No pueeeedeeee ser.

Varios de los colegas, como Guillermo Yáber Llanos, Pedro Ricardo Maio, Manuel Todea y German Cartaya  me contaron esa parte de la historia cuando llegué a la redacción antes de comenzar mi turno. Y todos se rieron de esa situación y del titular. Al rato el jefe me conminó a no volverlo a hacer.
Lamentablemente (para él), pocos días después el popular equipo quedó eliminado. Y adivinen…
Sí. Llegó para Magallanes la Ley de Maciste. Pero esa otra historia.